astrologia mundial independencia de catalunya

En 1969, J. Richard Gott III, un matemático y astrofísico en la Facultad de Princeton, visitó el muro de Berlín. Como buen científico, mientras que le tomaban una fotografía al lado del muro, se realizó una pregunta: ¿Cuántos años se sostendrá parado este muro? Para responderla, Gott usó sus entendimientos: como astrofísico sabía bien que en el momento en que Copérnico probó que la Tierra no era el centro del Cosmos, sino viraba cerca del Sol, dio un paso de enorme. Lejos de vivir -como imaginábamos- en un espacio favorecido en el centro del cosmos, la situación de la Tierra, nuestro hogar, es muy mediocre. Vivimos -como quien afirma- en los suburbios de una galaxia de lo mucho más vulgar entre los varios cientos de millones de galaxias que hay. El estudio de Copérnico aportó una conclusión considerablemente más profunda y importante que la situación en el espacio de un pequeño mundo azul: si bien nos cuesta creerlo, no somos observadores privilegiados de los fenómenos que suceden en el Cosmos, ni ocupamos un ubicación particular en el espacio o en el tiempo. La generalización de esta iniciativa -que se llamó principio copernicano- dejó esenciales adelantos en ciencia. En oposición a lo que logre semejarnos, prácticamente ningún fenómeno es particular: en la mayoría de los casos los fenómenos mucho más distintos cumplen el principio de la mediocridad y son total y completamente normales, por mucho que a nosotros nos simulen expepcionales. Conque Richard Gott creyó que ese día de 1969, mientras que contemplaba el muro de Berlín, no tenía nada particular. El muro ahora llevaba múltiples años construido y duraría cierto tiempo mucho más más adelante. Pero podía estimarse cuánto podría perdurar el muro, basándose en que el instante en que un espectador alguno (como él mismo) contempla el muro de Berlín no posee nada particular. A nivel científico comentando, la relación entre el tiempo que llevaba el muro construido en el momento en que Gott lo observó, y el tiempo total de la duración del muro hasta la caída, es un valor continuo, comprendido entre 0 y 1. Desde ahí, Richard Gott comenzó a llevar a cabo sus cálculos. Desarrolló un trámite, llamado el razonamiento Delta t, con el que pronosticó la fecha mucho más posible de la caída del muro. Lo publicó. El producto pasó sin pena ni gloria: además de ciertos científicos, prácticamente absolutamente nadie le logró caso. Politólogos, sociólogos y cronistas creían que el muro de Berlín podía ser de todo menos un acontecimiento mediocre. Aproximaciones al comienzo copernicano Asimismo tenían claro que el desenlace de los 60 era una temporada particular. No obstante, 20 años después, el muro cayó, coincidiendo con la fecha pronosticada por el razonamiento Delta t del instructor Gott. Entonces se comenzó a hacerle mucho más caso. Transcurrido un tiempo, The Washsington Articulo publicó algo inaudito en la prensa: una explicación aproximada del trámite Delta t de Gott -naturalmente sin ecuaciones- pero nada menos que con 8 gráficas, que procuraban argumentar de manera intuitiva lo que Gott describía exactamente en solo una ecuación. Antes, los militares americanos habían sido considerablemente más receptivos. El razonamiento Delta podía adivinar quién ganaría la Guerra Fría. Y las conclusiones les eran convenientes: la ganaría USA, con una posibilidad del 95%, lo mucho más posible antes que acabara el siglo XX. Entonces la ciencia había creado considerablemente más aproximaciones al comienzo copernicano que dejaban efectuar conjeturas sobre el tiempo total que duraría un acontecimiento alguno: si no hay observadores privilegiados, una secuencia de herramientas matemáticas (como la inferencia Bayesiana, el razonamiento Delta t, el razonamiento del “juicio final”, la catástrofe de Carter…) dejan deducir el intervalo mucho más posible de duración de un acontecimiento alguno. Estos métodos se usaron para adivinar la duración mucho más posible de acontecimientos que preocupan a los científicos -singularmente los astrofísicos- y adivinar la duración de acontecimientos importantes como el futuro de la civilización o cuánto falta para nuestra extinción. El inconveniente es que no vamos a estar para entender si estas conjeturas resultan atinadas. Pero Richard Gott aplicó su trámite a adivinar muchas otras cosas cuya duración sí podía observarse. Por servirnos de un ejemplo, estimó el tiempo que estarían en letrero unas escasas docenas de proyectos que se representaban en Broadway entonces. No tenía mucho más conocimiento que la fecha de su estreno. No obstante, acertó.

El país nipón – Croacia, directamente

¡Buenas tardes! Que disfrutes este directo de los octavos de final del Mundial de Qatar 2022 con este quinto acercamiento del que va a salir la quinta selección clasificada para los cuartos. Después de las victorias de Holanda, Argentina, Francia y también Inglaterras, las preferidas, turno para El país nipón y Croacia en el Al Janoub Stadium.

El país nipón dio la sorpresa al conjunto de España tras derrotarla en la última día y quedar como primera de conjunto, poniendo en riesgo aun la clasificación de los de Luis Enrique. Los japoneses supieron explotar sus armas y aguardan realizar lo mismo frente a una Croacia que aún no sabe lo que es perder en esta cita mundialista tras sus empates frente Marruecos y Bélgica y su cómodo triunfo frente Canadá.

Jesús GABRIEL,(

Cargando…

(1)Gema TRIGO

Urano en la Lunación

el mucho más mundo cúspide de la vivienda VIII, angular. Urano en Astrología Mundial son los políticos Liberales y como es natural los Independentistas. Urano es la Independencia y la Independencia. Conque en esta Carta Urano representa a los políticos catalanes que desean y procuran la Independencia. «Urán es Marte. Marte a hogar, en Aries, está en la vivienda VII, la vivienda de los litigios. Esta Luna dispara el comienzo del Juicio a los procesados ​​por el desarrollo independentista. )

Urano en cúspide Casa VIII, casa de desgracia, pérdida y finales, retrata realmente bien la desgracia donde han caído los independentistas, de todas formas no posee pésimos puntos, con lo que no puedo adivinar ningún desastre para ellos. Quizás si este juicio sea el objetivo de la búsqueda de independencia catalana. Pero para confirmarlo vamos a deber investigar ciclos mucho más largos. Lo voy a hacer en próximos productos.

Deja un comentario