des de quan es practica l’astrologia

Me he comprado una crema facial para primeras arrugas de prácticamente 50 €. Me ha deslumbrado a la señora de mi droguería/perfumería de seguridad mientras que llovaba mi piel mezclada pero de poros libres y bolsas bajo los ojos. No existe ninguna evidencia a nivel científico que mantenga que este ungüento mágico servirá para recolocarme la cara o, por lo menos, para disimular los signos de fatiga que me queden de junio y que volverán a hacerse evidentes, si Dios y consejería desean , en el mes de septiembre. En verdad, intentando encontrar en internet hallé que la crema facial mejor valorada del mercado va poco mucho más de 5 € y la venden a una famosa cadena de mercados alemana.

Da lo mismo, he caído en las garras del capitalismo y del marketing, del aroma despacio de rosas ahora la presión inconsciente que me afirmaba va, deja de joderte mierda en el cuerpo, cuando menos si tras abonar 50 € te cae la cara a Consum no te van a poder reprochar nada. Mientras que vuelvo a casa, se me activa el cerebro racional y pienso ¡oh! Andrea, ¿qué hiciste? Si la evidencia a nivel científico afirma que solo es precisa una humectante y que el único ingrediente con efectividad testada contra las arrugas es el retinol, ¿has mirado si no transporta retinol? Qué le haremos, mi anhelo de eterna juventud me ha jugado una mala pasada y sospecho que no va a ser la última.

¿Qué es la astrología?

La astrología es el arte de interpretar la configuración y la localización relativa de los astros y sus constelaciones, con objetivos adivinatorios, sicológicos o sencillamente como una manera de conseguir patrones útiles en la verdad. El término procede del heleno astró, “estrella”, y lógos, “alegato”.

Hablamos de una práctica milenaria compartida por muchas civilizaciones diferentes, como la china, la hindú o la occidental. No es necesario confundirse con la astronomía, la especialidad científica que estudia los cuerpos celestes.

¿Qué es la astrología?

La astrología no es una ciencia; no hay prueba de que pruebe que los signos del zodiaco se relacionan verdaderamente con la personalidad. Es sencillamente un procedimiento para adivinar acontecimientos terrestres y humanos apoyado en la localización del Sol, la Luna y los planetas en las constelaciones astrológicas. Hay 12 constelaciones en la familia del zodiaco: Aries, Tauro, Gemelos, Cáncer, León, Virgen, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Peces.

Tu “signo del sol” está preciso por la localización del Sol en el momento en que naciste. No obstante, la localización de la Luna, y de cada uno de ellos del resto planetas en el instante de tu nacimiento, brindan información agregada sobre tu personalidad y los acontecimientos de tu vida, según con tu “carta astral”.

Origen de los nombres de los signos del zodiaco

Los nombres de los signos del horóscopo proceden de las constelaciones. Son términos latinos tomados quizás de unos versos de Ausonio, del siglo IV. De los nombres viejos tres fueron reemplazados: Arcitens pasó a ser Sagitario; Caper se transformó en Capricornio y Amphora se transformó en Acuario; el resto prosiguen igual.

En la Antigüedad se consultaba al astrólogo en las contrariedades de la vida: bodas, decisión de profesión, viajes o negocios.

Deja un comentario