las lunas astrogicas astrologia holistica

Tras un mes de agosto con muchas tensiones en el mes de septiembre comienza lleno de optimismo. La Luna novedosa en Sagitario, el día 3, va a ser un óptimo presagio para todos los que estén pensando en comenzar algo. No obstante, los proyectos no tienen la posibilidad de demorarse bastante en tanto que el día diez Mercurio empieza su retrogradación. De ahí que, es conveniente explotar la primera semana y no postergar nuestros proyectos en tanto que después podría haber retrasos o ralentizaciones de todo género. No es que Mercurio sea culpable de nada. Pero en el momento en que comienza la retrogradación se torna mucho más introspectivo pues precisa cerrar procesos. De ahí que, es aconsejable amoldarnos a sus formas. Es un instante perfecto para procurar entender y absorber temas que precisen de nuestro intelecto para interpretarlos convenientemente. No vamos a ser en especial racionales por el hecho de que Mercurio conecta en este momento con nuestros estados sentimentales. Es tiempo de meditar, leer un libro, sopesar las ideas y conseguir la tranquilidad.

Pero si nuestro modo de vida es muy precipitado, entonces las conjeturas astrológicas para septiembre 2022 tienen la posibilidad de verse perturbadas por nuestros hábitos. Va a suceder que no conectaremos con la energía que solicita Mercurio desde el diez de septiembre. Sí, tenemos la posibilidad de tener retrasos o cancelaciones. No es porque el Cosmos nos desee incordiar precisamente estas semanas. De todos modos, lo que nos comunica es que pensamos si todo cuanto creíamos tan urgente de todos modos lo es. Que pensemos mucho más, asimismo, en lo que dejamos atrás y menos en lo que todavía no pasó. Que pensemos en cuáles son nuestras verdaderas preferencias. Los planetas personales, en el momento en que se ponen reaccionarios, lo que hacen es ver por nosotros, retenernos para impulsarnos a recapitular, apreciar y tomar conciencia. Algo que no nos atrae bastante hoy por hoy pues siempre y en todo momento vamos acelerados para realizar las demandas sociales.

Convirtiendo el espectador

Afirmábamos previamente que la integración entre la rueda de la vida y la carta natal nos ofrece la doble oportunidad ver mi vida y al tiempo cuestionar el espectador que somos sobre la nuestra vida. Agrandar la conciencia es ver alén de lo que veíamos para lograr integrar poco a poco más nuestras características.

La información que tomamos de la rueda y la carta natal nos contribuye de múltiples formas:

«La Luna es nuestra verídica esencia que es la conexión natural con el exitación y displacer, que en llegar a la edad avanzada perdemos; llenos de agresividad pasiva, carentes de imaginación, y con cero conocimiento de quienes somos.»

Brisa Ferrante, maestra de Astrología holística

Como pequeños, absolutamente nadie nos protege, absolutamente nadie nos escucha. Y de mayores seguimos ese estado de agobio, rivalidad y pelea; con nuestros hijos, con quienes nos sacamos de nuestro mal. Lo que está claro es que esto no es amor, ni permite sentir. El «permiso a sentir» deja admitir las conmuevas de displacer (y exitación) y accionar consecuentemente poniendo límites. De ahí que solucionar esta temática es básico para integrar los otros elementos de nuestra carta o de nuestra personalidad.

Deja un comentario