porque la astrologia es ciencia o pseudociencia

Por Montserrat Villar (CSIC)*

La creencia en la astrología prosigue muy arraigada en la sociedad. Aún el día de hoy ocasionalmente brincan a sus sucesos instituciones educativas de prestigio que deciden acoger u ordenar tutoriales y congresos aplicados a la astrología, no desde un criterio histórico y crítico, sino más bien para la promoción de las prácticas en teoría adivinatorias. Quizás el misterio de su popularidad está en esa ingrediente sicológica que apela a las conmuevas de la multitud y su necesidad de aferrarse a algo tangible que dé respuestas y dé luz sobre un destino dudoso. En verdad, es destacable la reacción que lúcida entre sus varios seguidores cualquier razonamiento que se presente en oposición a la astrología. Esto de manera frecuente va seguido de virulentas acusaciones de dogmatismo infundado, inquisición al amparo de la ciencia, censura intelectual, etcétera.

COMPRA HOY TU EJEMPLAR

En el momento en que amigos y familiares no científicos me preguntan de qué signo soy, contesto “positivo”. A mi provocación, que no en todos los casos es tomada con humor, le sucede un invariable “dale, no me afirmes que no tienes idea de qué signo sos”. Y desde este punto se despliegan los vértices de una charla cuyos decibelios el tiempo me enseñó a moderar, y cuya pasión es delgada hermana del enfrentamiento político, o aun del espiritual: la lógica de los devotos de astrología es inmune a mis razonamientos científicos.

El primer punto de discrepancia es la iniciativa de que la astrología tiene mucha ciencia. Con variaciones mínimas, el razonamiento se sostiene en que no solo es ciencia lo que se aprende en las universidades, que hay mucha soberbia entre la multitud que tiene títulos científicos y descalifican la astrología sin comprender que de todos modos es una ciencia “diferente de la que estudiaste usted”.

Género de pseudociencia

No hay una clasificación “oficial” de las pseudociencias, pero podríamos grosso modo catalogarlas según la lógica de su doctrina:

(tixagb_toria) tixag_12). Aquellas que aspiran a descubrir al público una verdad que les fué negada por conjuntos poderosos y misterios o consorcios de intereses globales.

  • Historicistas. Aquellas que procuran probar los postulados por medio de reinterpretaciones de acontecimientos históricos reales a la luz de su doctrina.
  • Metafísicas. Aquellas que procuran ofrecer una explicación opción alternativa (comúnmente mágica, mística o paracientífica) a fenómenos reales y comprobados, o mucho más aún a esos que todavía no fueron descifrados por la ciencia.
  • La astrología medra, los científicos se oponen

    Según la Opinión de Málaga desde el año 2020 las buscas en Internet sobre astrología se han disparado y marcan como primordial causa la sensación de incertum además del simple ingreso a través de los gadgets móviles inteligentes y las comunidades. La gente que creen en la astrología estiman que los fenómenos celestes tienen la posibilidad de condicionar la personalidad y la vida diaria de los humanos. Es la práctica de «saber el futuro» según la situación de los astros y marcha desde Babilonia.

    La multitud cree «pues es simple y entretenido», señala Irene Ruiz Martín, sicóloga y metodóloga en capacitación, «por el hecho de que verdaderamente precisas una pequeña sensación de control en relación a tu vida, de tu ambiente, quizás esto sea lo que da este género de pseudociencia». El temor puede ser otra razón para recurrir a estas conjeturas. «La indecisión es algo que a absolutamente nadie le agrada, da una sensación de control que te calma indecisión».

    Deja un comentario