que llegare a ser segun la astrologia

Aries

Esos que nacieron bajo el signo de Aries, son confrontados y por consiguiente adoran el juego, así sea un juego de la vida o un juego de negocios; y detestan perder pues son líderes de nacimiento.

A lo largo del año, el Sol se marcha moviendo cerca de la Tierra y va pasando por los distintos signos:

  • Aries (21 de marzo — 19 de abril)
  • ) Tauro (20 de abril — 21 de mayo)
  • Gemelos (21 de mayo — 20 de junio)
  • Cáncer (21 de junio — 22 de julio) (tixag_ )
  • (23 de julio – 22 de agosto)
  • Virgen (23 de agosto – 22 de septiembre)
  • Libra (23 de septiembre – 22 de octubre)
  • )

  • Escorpio (2 de octubre – 21 de noviembre)
  • Sagitario (22 de noviembre – 21 de diciembre)
  • Capricornio (22 de diciembre – 19 de enero) (tixagb_1
  • Acuario2 — 18 de febrero)
  • Peces (19 de febrero — 20 de marzo)

(Si hacemos años en las datas de principio/fin de cada periodo, posiblemente el sol todavía esté en el signo previo, o, que haya pasado al siguiente; con lo que corresponde repasarlo en la carta natal)

Pero, ¿qué sucede en el momento en que entro en un desarrollo de evolución y la vida me desea eliminar mis apegos plutonianos?

El ego que se edificó en esta vida para defendernos del descontrol no deseará dejar caer, puesto que sin estos apegos siente que no puede subsistir. Temor, terror, íra, resistencia, padecimiento… pero va a llegar un minuto en el que por más que me resista, la vida me los quitará igual. Esto puede ser en un hecho de afuera realmente fuerte o puede ser un desarrollo de adentro de quiebra total en uno mismo. La desaparición de un área de la personalidad. Mientras que me resista voy a sentir el fuerte mal de la resistencia, aparte de perder una infinita cantidad de energía, manteniendo ese apego. Este esfuerzo no es retribuido por la vida, puesto que se está tratando frenar un desarrollo evolutivo que no puede detenerse.

tarot

Al charlar de Plutón, charlamos del juego del “no poder” versus “poder y control”. En el momento en que sentimos que la vida nos ordena a dejar caer algo primordial para nosotros, la sensación es afín a la de caer en un abismo. Sentimos que no disponemos ningún poder y control sobre la situación. O sea frecuentemente interminablemente lamentable, ya que lo que mucho más valoran los plutonianos es su aptitud de supervisar. La psíquica no puede soportar no tener control, precisan supervisar todo el tiempo todo. Por consiguiente, la energía de Plutón señala lo que nos encontramos prestos a llevar a cabo para no perder este control y eludir la desaparición que significa el descontrol.

Deja un comentario