que nos dice la astrologia

Año 20 Número 76 – Marzo 2022

Por Leandro Abaroa

La astrología resalta nuestra incapacidad para confiar en Dios.

Si realmente confiamos solo en Dios, entendemos que Él dispone todas y cada una de las cosas para el bien de quienes le adoran y son llamados según su propósito (Romanos 8:28). Todas y cada una de las cosas tienen concepto, aun las cosas que semejan injustas en ese planeta. Eva creyó que se se encontraba perdiendo al no poder comer toda la fruta, pero el Señor lo sabía mejor.

Entonces, si confiamos en Dios, ¿por qué razón requerimos preguntar otra fuente para hallar respuestas? La Biblia nos advierte que no nos inclinamos ni servimos nada además de Él.

Origen de la astrología

La astrología tiene múltiples orígenes, puesto que el interés por hallar sentidos entre los astros del firmamento nocturno ha acompañado a la raza humana desde sus civilizaciones mucho más viejas, como la china, la india, la maya o la mesopotámica. Existe prueba de intentos astrológicos que datan de hace 25.000 años.

No obstante, la tradición astrológica occidental empezó en Babilonia y el Viejo Egipto, en torno a 2.000 años a. C., relacionado con la religión y con la toma de resoluciones de los reyes. Por poner un ejemplo, en una secuencia de rollos llamados los Contenidos escritos de los Tiempos del Viejo Testamento, se enseña que Gudea, gobernante de Lagash, recibió de los dioses la explicación en relación a qué constelación convenía mejor para edificar el nuevo templo.

¿Por qué razón hay tendencias al ahorro o al gasto desmedido para algunos signos?

Precisamente por la relación con los elementos es que ciertos signos tienen la posibilidad de producir mucho más apegos que otros a la economía o aun tener relaciones diferente.

Un caso de muestra: Leo y Libra son signos relacionados con el lujo pero Leo es un signo conectado con esto desde la iniciativa de enseñar a otros lo que le hace mostrar mejor al tiempo que distribución puede no estimar joyas caras que llamen la atención, pero si quiere accesos VIP, por el hecho de que está mucho más conectado al confort. La naturaleza de signo es lo que provoca que su relación cambie y esto empieza por la configuración del signo: Leo es un signo de fuego considerablemente más entusiasmado en el impulso y en ser mirado, al tiempo que libra es un aire que todo el tiempo piensa en confort y distinción.

Deja un comentario