sol luna y tierra astrologia

Si está familiarizado con la astrología, probablemente haya sentido que la Tierra no está incluida en los planetas que rigen los signos del zodiaco. Entonces, ¿qué representa el mundo Tierra en astrología? Nos encontramos aquí para argumentar de qué manera la Tierra influye en su signo del sol, signo elemental, viviendas astrológicas y carta natal (o de nacimiento).

¿Por qué razón la Tierra no rige ninguno de los signos del zodiaco?

El ascendiente y la energía de la personalidad

Es la primera impresión que hacemos en el planeta. Lo que llamamos ascendiente a la cúspide de nuestra casa 1 en la carta astral, representa la máscara que usamos a lo largo de nuestras vidas, esto es, es “la ropa que usamos”. Asimismo revela nuestros movimientos y temperamento básico, lo que se expone en la gente. Es la energía que requerimos siempre y en todo momento desarrollar durante nuestra vida.

Es nuestro lado sensible y su situación en el chato astral deja descubrir nuestras especificaciones mucho más íntimas, nuestra composición sicológica, nuestra contestación inconsciente. Nuestros hábitos, reacciones, instintos, y de qué manera respondemos frente a las situaciones de la vida. La luna es de qué forma estamos y de qué forma cultivamos nuestras relaciones. Asimismo revela la calidad de nuestros recuerdos de la primera niñez, lo que nos hace sentir cómodos, nuestros deseos (en especial esos que conocemos en nuestro ambiente privado y también íntimo), nuestro control sensible y nuestro desempeño psíquico y también deducible, siendo un símbolo para nuestras pretensiones básicas.

¿De qué manera, dónde, cuándo?

Con los eclipses, comienzos y finales inopinados, acontecimientos espectaculares, insights reveladores suceden en nuestras vidas. ¿Exactamente en qué áreas y con qué intensidad se sienten y suceden? Esto cambia bastante para cada individuo según su carta natal. Si el nivel del eclipse se genera en exactamente el mismo nivel (o cerca) en el que está un mundo natal o una cúspide esencial (como el ascendiente, por poner un ejemplo), la persona lo experimentará mucho más intensamente.

¿Cuándo suceden los hechos? ¿O cuándo se siente internamente la energía? Puede ser unos días antes o tras el eclipse, a los quince días con la próxima luna, y en los seis meses siguientes. Ciertos astrólogos aseguran que los efectos de un eclipse tienen la posibilidad de sentirse hasta un par de años después, en dependencia de su intensidad y duración.

Si somos mayores con una Luna de aire, el cariño va a estar conectado con la comunicación y la estimulación intelectual. La sensación de sentirse amado va juntos con poder expresarse con el otro, hablar y tener ideas en común o visiones.

La rutina no le hace bien, tampoco la pérdida de independencia, en tanto que precisa sostener la cabeza activa y abierta a novedosas vivencias. Tampoco va a ser de su gusto el exceso de sentimentalismo, emocionalidad y también privacidad, puesto que esta Luna elige ver las conmuevas desde fuera, tratando comprender y razonar mucho más que sentir lo que pasa.

Deja un comentario