sucesos concretos de la astrologia

/ por Edu Nauram /

Es tradición que cada generación tenga su baremo especial sobre qué forma la izquierda y la derecha, lo contestatario y lo conformista, la necedad y el sendero dorado. Asimismo es tradición que, en el momento en que la generación joven madura, se sienta traicionada al constatar que los nuevos jóvenes no persiguen el mismo sendero de rebeldía y emancipación que ellos y ellas han tomado, sino lo distorsionan con resoluciones estratégicas y situaciones ideológicas que desde atrás se ven como incongruentes, agobiadas o sencillamente estúpidas. Vamos a hablar de semejante ocasión.

De esta manera duermen los Sagitario

Nacidos entre el 22 de noviembre y el 21 de diciembre, los Sagitario se definen por ser positivos, alegres, extrovertidos y muy sociales. Generalmente, la gente nacidas bajo el signo de Sagitario resultan ser bastante enérgicas, encabezados por una personalidad bastante fuerte, con una visión ilusionado de la vida y que no se dejan llevar por el negativismo y las malas vivencias. Por contra, hallará el lado positivo de cualquier hecho, por muy amenazante que sea en primera instancia.

En lo que se refiere a las relaciones sociales, los Sagitaris son increíblemente sociales. Estas personas tienen la capacidad de llevar a cabo amigos aun en el infierno, puesto que se muestran libres en frente de los extraños. Les agrada confiar en el resto y, en la dirección contraria, que el resto les vean como buenos cómplices y alguien a los que argumentar los inconvenientes.

Ejemplos de ciencias fácticas

  1. Física. Es la ciencia que estudia los elementos y el desempeño del cosmos. Además de esto estudia la energía, la fuerza, el movimiento, las magnitudes físicas, la relación espacio/tiempo y las relaciones escenciales.
  2. Química. Es la ciencia que estudia la composición, composición y transformación de la materia. Además de esto estudia la energía química relacionada con la transformación de la materia.
  3. Biología. Es la ciencia que estudia los procesos, funcionalidades, mecanismos y otras caracteristicas biológicos de los seres vivos.
  4. Sociología. Es la ciencia que estudia las sociedades, las relaciones entre sus individuos y sus hechos.
  5. Economía. Es la ciencia que estudia la producción, distribución y consumo de recursos y servicios de ocupaciones económicas.
  6. Astronomía. Es la ciencia que estudia los cuerpos celestes del cosmos, como estrellas, planetas, asteroides, entre otros muchos.
  7. Geología. Es la ciencia que estudia la composición y composición de las partes ajenas y también internas de la Tierra. Además de esto estudia su capacitación y también historia.
  8. Historia. Es la ciencia que estudia los hechos, procesos y civilizaciones de los humanos que tuvieron sitio anteriormente. Asimismo puede estudiar hechos pasados ​​no centrados en el hombre.
  9. Psicología. Es la ciencia que estudia la conducta y procesos mentales del humano, tanto a nivel de sujeto como de conjuntos de individuos sometidos a ocasiones distintas.
  10. Politología o ciencia política. Es la ciencia que estudia los sistemas y hábitos políticos de la sociedad.
  11. Paleontología. Es la ciencia que estudia, usando los restos fósiles, a los seres vivos que habitaron la Tierra anteriormente.

Prosigue con:

Sosegada en sus contestaciones, Paloma Aguirre de Carcer, desgrana cada peculiaridad de los signos del zodiaco y nos acerca mucho más a una ciencia milenaria que ha fascinado todas y cada una de las etnias y civilizaciones

La astrología como ciencia es milenaria. ¿Proseguimos viendo al cielo o se nos olvida que hay el cosmos? Lamentablemente, se nos ha olvidado. Todo lo relacionado con los idiomas simbólicos se ha perdido desde hace un tiempo y específicamente, todo lo relacionado con la astrología se ha adulterado bastante gracias a la información que nos llega mediante las gacetas y periódicos, donde lo que hace aparición es, prácticamente me atrevería a decir, falso. Lo esperanzador es que en este momento hay una suerte de renacer de la astrología, semeja que por norma general se está tomando conciencia otra vez de esa ciencia milenaria que oculta preciosísimos bienes.

¿Qué nos perdemos por no ver al cielo? Conocernos mejor, comprender de qué manera funcionamos como organismos biológicos que opínan, sienten y actúan. En el momento en que se conoce mejor es mucho más simple contestar apropiadamente y sin esfuerzo psicológico a los estímulos que la vida muestra. Y de este modo hace aparición un desarrollo de desidentificación y objetivación de nuestras tendencias mentales mucho más comunes.

Deja un comentario